Gracias, Ronaldo. Aprendan los otros. Por Víctor Ángel Fernández

La noticia corre de boca: Cristiano Ronaldo envía camisetas firmadas a todos los miembros de la brigada médica cubana.

Seguidores honestos cubanos, azulgranas, merengues o bianconeris, de Messi o del portugués, se rinden ante el gesto.

Los grandes medios del mundo callan, temerosos por las represalias del régimen del señorito del flequillo rojo.

Por mi parte, aplaudo cualquier gesto que reconozca a nuestro contingente de batas blancas, a los protagonistas de miles de devoluciones de humana visión por la Operación Milagro. A los que están en los cinco continentes. A los que lucharon contra el ébola y a los otros miles que están dispuestos a seguirlos en una historia que ya tiene 57 años y que sigue cosechando vidas, aunque el imperio se empeñe en su intento de dañarlos.

No obstante, me vienen a la mente otras actitudes.

¿Pudieran tener un gesto similar el guajirito de Güines o el guajirito de Las Tunas, ahora “orgullosos” representantes de las barras y las estrellas, en los tableros de la diosa Caissa?

Los que imponen récords en la Gran Carpa de la MLB, ¿pudieran tener el mismo gesto?

Antes de ser contratados, ya tienen que renegar de su procedencia. Tienen que demostrar que no vienen desde “el imperio comunista cubano”… ah… que los vio nacer y los hizo deportistas al costo de… sacrificio.

Y, ya contratados, queda explícito que no bajo NINGUNA circunstancia pueden mantener NINGUN tipo de relaciones con autoridades cubanas, con miembros del gobierno cubano y mucho menos… ¡Perro maldito al infierno!… con militantes del Partido Comunista Cubano. Su contrato de libertad de la “isla terrible”, tiene esas “minúsculas” limitaciones de los tan llevados y traídos derechos humanos.

Como ya dije en un trabajo anterior, ese despojo de los derechos humanos de los referidos deportistas, los excluye de acceder al reconocimiento más preciado para cualquier latinoamericano en las grandes ligas: el Premio Roberto Clemente, que se otorga a los peloteros de esa procedencia, como reconocimiento a la ayuda brindada al terruño que los vio nacer… en Cuba, además, los cuidó, les dio medicina gratis, estudios gratis, formación gratis y competición gratis.

Un día, cuando la vida deportiva les haya sido adversa o, como decimos aquí en Cuba, no les ganen ni al bobo de la esquina, regresarán, porque el dinerito recibido, que ya voló, no les da para un tratamiento médico o para una operación compleja. El pueblo cubano, muy superior a ellos en cualquier variante de medición, los recibirá. Ni siquiera, con todo su derecho, les pondrá en la cara el recuerdo de sus olvidos, de sus miedos escondidos en el “…quería probarme en el mejor deporte del mundo…”. Los cuidará, los acogerá y seguirá formando atletas, aunque algunos o muchos, no importa, muerdan la mano que los formó. Vendrán los perdones y los llantos. Nunca vendrá el olvido.

Sin importar el color de mis preferencias futbolísticas: Gracias Ronaldo. Aprendan los otros.

https://lapupilainsomne.wordpress.com/2020/07/16/gracias-ronaldo-aprendan-los-otros-por-victor-angel-fernandez/

Acerca de cubanaycatracha

Una cubana en Honduras.

Publicado el julio 16, 2020 en #COVID-19CUBA, #CUBA, #CUBACOLABORA, #CUBASALVA, #NOALODIO. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: